lunes, 27 de abril de 2015

Domingo de Resurrección2015: Resucitado

La última procesión de la Semana Santa fue la del Señor Resucitado, perteneciente a la cofradía de Columna, que partió a las 17:00 horas de la tarde desde la Iglesia de San Antonio. Tras dos años si salir por culpa de la lluvia, por fin se pudo echar a la calle.

El cortejo se abría con la cruz de guía de la hermandad de Columna, seguida por las representaciones de diversas hermandades. Tras ellas, iban el estandarte y el libro de reglas de Columna, que antecedía a los ciriales.









Finalmente, salió a las calles de Cádiz la imagen del Señor Resucitado, que procesionó sobre el antiguo paso del Señor de la Columna. El exorno floral consistió en gladiolos y azucenas de color rojo. El capataz fue Luis Rodríguez Guerrero y tras el paso, se estrenaba la agrupación musical "Ecce Mater", que lució nuevo banderín y nuevos instrumentos, como unos xilófonos.



















Con la entrada del Señor Resucitado, se dio por concluida la Semana Santa de 2015, donde todas la hermandades han podido realizar sus estaciones de penitencia.

Sábado Santo 2015: Santo Entierro

La otra hermandad del día fue la de Nuestra Señora de la Soledad y Santo Entierro de Nuestro Señor Jesucristo, que partió a las 15:00 horas de la tarde desde la Iglesia de Santa Cruz. Esta hermandad se vio afectada por una pequeña lluvia que la obligó a recogerse media hora antes de lo previsto.

El cortejo de esta hermandad se abría con el muñidor que tocaba una campana, acompañado de dos servidores portando faroles de mano. Tras ellos, iba la cruz de guía, seguida por la bandera de la hermandad y las representaciones de diversas hermandades.








Tras todo esto, venía la sagrada urna de plata que contiene el cuerpo de Cristo Yacente. En el frontal del paso, se veía un bastón de mando que perteneció a Cayetano del Toro. El exorno floral consistió en una alfombra de rosas rojas debajo de la urna. El capataz fue Juan Otero y estuvo acompañado por un trío de música de capilla. Tras la urna, iba un palio de respeto y las representaciones civiles y militares, así como la corporación municipal.
















La cruz alzada abría las secciones que antecedían al paso de la Virgen. Detrás de ella, iban el Simpecado, el Mediatrix, el estandarte, el libro de reglas y dos niñas portando en cojines la corona de espinas y los clavos de Cristo.








Finalmente, llegó el paso de Nuestra Señora de la Soledad, ante la cruz vacía con el sudario y las escaleras. El exorno floral fueron centros de rosas blancas mezcladas con lirios morados y unas rosas rojas al pie de la cruz. El capataz fue Fernando Malines y la banda que la acompañó fue la magnífica banda de música "Julián Cerdán" de Sanlúcar de Barrameda.










La Semana Santa ya prácticamente había terminado, pero todavía quedaba una procesión por salir.